Las 29 normas de la vergüenza

Y entraron en Kabul, con sus ideales barbaros y retrógrados.

Misóginos de manual, tardaron nada y menos en arrancar la libertad a las mujeres que allí habitan.

Las azotan, violan y se las reparten como trofeos de guerra. Poco de lo que podría contar aquí, es lo que sufren a manos del tosco talibán.

Mujeres con Burka

Ellos mismos lo proclaman:

Nuestro gobierno no será una democracia y gobernaremos bajo la ley de la sharia”. Salen por televisión haciendo declaraciones sentados con el arma tras de ellos apoyada en la pared. Todo muy intrigante y que presagia el futuro negro que les espera a los ciudadanos.

Este naciente Emirato Talibán que quiere dar una imagen de modernidad y dialogo, se retrata a él mismo al decir:

Se respetará el derecho de las mujeres, eso si, siempre bajo las leyes islámicas

 o sea, nada.

No olvidemos que Afganistán, es una sociedad multiétnica y mayoritariamente tribal.

 

«Claro que nadie quería luchar en una guerra que ya se había perdido»

¿Cómo ha podido pasar esto?

En abril del 2001 el Comandante Massoud ya alertó sobre el peligro talibán. Cinco meses después, el 9 de septiembre Ahmed Massoud sufrió un atentado suicida.

Claro que nadie quería luchar en una guerra que ya se había perdido. Conforme los talibanes se hacían con mas distritos y capitales de provincia, los soldados afganos y policías sabían que el conflicto estaba perdido y decidieron huir.

Para los afganos que quedaron atrapados, se acabó la política. Los insurgentes aseguran que quieren un traspaso de poder pacifico, pero su rápida ofensiva va acompañada de reportes de asesinatos por venganza y otros crímenes a la humanidad.  

Talibán con un lanza-cohetes patrullando por Kabul
Fuente REUTERS

Estas son las 29 normas para las mujeres y niñas impuestas por los talibanes, al aplicar la “sharia” o ley islámica, léanlas atentamente:

1– Las mujeres tienen completamente prohibido trabajar fuera de casa. Únicamente a unas pocas doctoras y enfermeras se les permite trabajar en determinados hospitales de Kabul.

2– No pueden llevar a cabo ningún tipo de actividad fuera de casa, excepto si lo hacen acompañadas de su “guardián”: padre, hermano, o si están casadas, marido.

3– Tienen prohibido cerrar tratos con comerciantes masculinos.

4– Doctores masculinos no pueden tratar a las mujeres.

5– Las mujeres no pueden estudiar en escuelas, universidades o cualquier institución educativa.

6– Obligación de llevar burka, un velo integral que les cubre de la cabeza a los pies.

7– Las mujeres que no vistan acorde a las reglas de los talibanes o que no vayan acompañadas de su “guardián” pueden ser azotadas y abusadas verbalmente en público.

8– Los azotes son el castigo contra las mujeres que muestran sus tobillos.

9– Lapidación pública contra aquellas mujeres acusadas de mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio.

10– El uso de cosméticos está prohibido. Muchas mujeres han sufrido la amputación de los dedos por llevar las uñas pintadas.

11– Las mujeres tienen prohibido hablar o estrechar la mano a cualquier hombre que no sea su “guardián”.

12– Prohibición de reír en voz alta ya que ningún extraño tiene que oír la voz femenina.

13– No está permitido que las mujeres lleven zapatos de tacón porque produce sonido al caminar y un varón no puede oír los pasos de una mujer.

14- Las mujeres no pueden subirse a un taxi sin su “guardián”.

15– Tienen prohibido tener presencia en la radio, televisión y reuniones públicas.

16– No tienen permitido practicar ningún deporte, así como entrar en cualquier club deportivo.

17– Las mujeres no pueden montar en moto o bicicleta.

18– Está prohibido que vistan colores vistosos.

19– Prohibición a las mujeres de reunirse con propósitos recreativos en festividades.

20– A las mujeres no se les permite lavar ropa en las plazas públicas o en ríos.

21– Debe modificarse toda las nomenclatura de calles y plazas con la palabra “mujer”.

22– Las mujeres tienen prohibido asomarse a los balcones de sus casas.

23– Además, se establece la opacidad obligatoria de todas las ventanas para que nadie pueda verlas desde fuera.

24– Los sastres no pueden tomar medidas a las mujeres y coser ropa femenina.

25– Las mujeres no pueden acceder a los baños públicos.

26– Prohibido viajar en el mismo autobús que los hombres, de forma que éstos se dividen en “solo para hombres” y “solo para mujeres”

27– No se permite utilizar pantalones acampanados, aunque sea debajo del burka.

28– Está prohibido grabar o fotografiar a mujeres.

29– Tampoco se permite publicar imágenes de mujeres impresas en revistas y libros, o colgadas en las paredes de tiendas y casas.

Es el principio, estamos delante de un horror que no solo vivirán los habitantes de Afganistán.

Como la sarna, esta “peste ideológica” se difundirá por países occidentales… y si no, al tiempo. La mala interpretación del Corán, que ellos tienen, les convierte en intransigentes a toda persona que no comulgue con sus ideales. Lo demostraron con creces con sus atentados sangrientos en países occidentales.

La “exportación del terror” es la mejor publicidad de su causa. Y si a eso le sumamos el “mar de internet”, ya esta todo dicho. Ellos quieren dar la imagen de un renovado -Talibán target- pero la realidad es que siguen siendo los mismos asesinos que no tienen respeto por la vida humana.

Por cierto, el huido presidente Ghani que dice que marchó para evitar un baño de sangre, se fue con 169 millones de dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *