AMORES INVERNALES

En invierno los amores son una orgía de sensaciones, donde nos damos un festín de calor que buscamos en desmesura, en forma de sonrisas, de abrazos y de alientos que rozan la piel.

Y de perfumes a canela bajo el nórdico, mientras te entrelazas con un cuerpo que deseas, quizás tras un encuentro fugaz.
 Calidez que descubres en la maraña de unos femeninos cabellos al amanecer, tras una noche interminable de calimas corpóreas; y en el vapor de una ducha compartida, mientras las manos se pierden por rincones ocultos que no se ven a simple vista.

Y tras un humeante café frente a frente, en una cocina que no es la tuya, una sonrisa cómplice y un, “te veré pronto”, sale de la mirada de ambos.

Vivir sensaciones, al fin y al cabo…

¡De eso se trata!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *